HOY PUEDO DECIR QUE............


Soy de la idea de que la vida es simplemente BELLA, tiene sus momentos pico en la cima, donde se tiene que devorar cada segundo del rico nectar de la experiencia cual quiera que sea, pasión, fantasía, alegría, sueños cumplidos, todo eso hay que beberlo con sed...... y también tiene duras caídas a veces unas duelen mas que otras, incluso pueden dejarte en coma, sin embargo aunque duelan porque el corazón se quedo sin piel hay que sufrirlas y llorarlas lo que sea necesario para hacer una limpieza interior del alma y enjuagar el dolor causado, cualquiera que sea, pero mi amigo el tiempo lo cura todo, y siempre hay un nuevo amanecer, dónde nos quitamos el velo del dolor y empezamos nuevamente a ver la belleza de afuera, la grandeza del cielo, la majestuosidad de las montañas, a sentir el cariño de terceros, a escuchar el canto de los pájaros y todo eso lindo que la vida nos ofrece, hay tanto por hacer, por conocer y por cumplir que se empieza a vivir la vida con sed ................

2 comentarios:

piojita dijo...

.... y hasta son necesarios los momentos nublados y llenos de incertidumbre, esos momentos de llanto incontrolable y con ganas de desaparecer de la faz de la tierra, cuando ya nada tiene sentido... porque una vez a flote, nos damos cuenta de lo que en realidad poseemos y del valor que tienen estas cosas, de lo fundamental que son para nuestras vidas, y la fuerza que nos entregan, para seguir en este sendero de la vida, lleno de piedras y hoyos, pero llenos de flores y mariposas a la vez...

... a veces la vida es bella y a veces es detestable...cuando ya no sepamos encontrar el equilibrio estaremos en problemas ...


saludos y un feliz año nuevo ....XD

Anónimo dijo...

Con la confianza que me inspira la historia de tu vida, narrada en forma poética y delicada, me atrevo a pensar que vamos por una misma onda y quizás por un mismo destino y te pueda ayudar a sortear el juego de emociones que expresan, más que como un gemido de angustia existencial, un despertar a un infinito sentir de profundas emociones que se transforman en vivencias que se van llenando de imágenes que enriquecen la vida y la experiencia de vivir.

Esos recuerdos son dolorosos porque equivocadamente les quisimos eternizar en el tiempo por ser novatos en el juego del amor y en el espacio de nuestra anatomía. Alejandor Casona afirmaba que la mujer occidental llegaba a l amadurez emocional a los 36 años. Dice Casona que el verdadero amor lo oferece una mujer que tiene una rica historia emocional para servir de base en un nueva feliz relacion porque ya sabe del amor.

Esos recuerdos nos han fortalecido el alma y nos han preparado para abrir las puertas a las nuevas ilusiones que germinan sobre el abonado campo de la experiencia amatoria. Esas vivencias que fueron y que se fosilizan en el tiempo, a medida que las vas comunicando dulcemente se van instalando como trofeos y madreselvas en los recodos del camino que nos lleva a una nueva vida.



Esas se van en las alas del viento y se convierten en aquellas a las que das una vida independiente de tu propia amargura. Así, creo te vas liberando tu alma de esos recuerdos, de esas experiencias que dejaron huellas en tu sensibilidad y que se van borrando con el tiempo a medida que nacen nuevas ilusiones con una madurez mas cálida y sentida encarnando un nuevo sentido de vivir.

Tu ya lo has dicho, esos recuerdos, van cambiando, y creo que van formando parte de la historia sentimental que nos da la experiencia de haber vivido. Esas experiencias se convierten, no en fuentes de añoranzas sino en abono fértil que nos deja deslizar con paso firme sin temor a vivir, con la certeza del amor vivido que fortalece el espíritu. Esas ilusiones fallidas, esas que han ido perdiendo su pasión, ya no correrán por las venas agitadas y febriles como antes. Esas se van transformando silenciosamente en corrientes de fuertes emociones que hoy dan origen a nuevas ilusiones, las que con madurez y paso certero dan al corazón nuevos rumbos de felicidad y alegría. Como las golondrinas de Bécquer, aquellas ya no volverán.

El espíritu humano tiene el gran don de reconstruirse en el tiempo y en el espacio. Reconstruimos las ilusiones que se reflejan en lazos de amistad, de esa que nace sin esperarlo y que llega como un relámpago llenando de luz el camino que antes estaba oscuro porque la luz de las estrellas que vieron germinar las viejas ilusiones se han alejado en el atardecer cuando cae el sol lleno de arreboles.