NAVIDAD



Es época de navidad, para muchos de nosotros eso significa CONSUMISMO, nos volcamos a las tiendas a comprar un sin fin de regalos, nos hundimos en el "YO" yo quiero, yo necesito, y en el montón de regalos para otros que como nosotros también tienen, es decir nos les falta, y pensamos en preparar la cena y en los invitados y en todo eso que yo lo titulo "marketing familiar" quieras o no siempre sale a reducir quien tiene más dinero, lamentablemente es así, yo me pregunto, bueno siempre me vivo preguntando muchas cosas, a unas les he encontrado la respuestas a otra no todavía, en fin, no nos desviemos del tema, decia "me pregunto" porque nos cegamos a la pobreza de nuestros hermanos que menos tienen, digo hermanos porque pertenecen a la misma patria, venimos del mismo suelo, que pobreza de espiritu de compartir, cuando sales de las tiendas del Mall y afuera te encuentras con niños descalzos, con madres en las esquinas rogando por un caramelo, pero nosotros salimos y nisiquiera los vemos, claro!!! estamos encimismados en nuestro "yo", no es suficiente que yo cambie, o que yo sienta esa pobreza como mía, y aunque sea un granito de arena lo que yo pueda dar, no cambia el rumbo de estas personas que menos tienen y quienes los recordamos, lo hacemos solo en estas fechas, que tristeza ellos no solo tienen hambre y frio en navidad, si no todo el año, que tristeza siento cuando siguen marcandose las diferencias entre las clases sociales, los ricos y los pobres.
Mi tristeza es profunda porque este año tambien cenaré pavo y tendre abrigo e invitados en casa, y no puedo hacer más que dar unas cuantas golosinas a los que encuentro de camino a casa que son muchos, es triste porque uno estira la mano para dar muy poco, cuando puede dar mas, a cambio se recibe una mirada perdida, hundida en la pobreza y en el olvido de muchos, ojitos apagados y tristones de los mas chiquitos, que han perdido la verguenza para salir y pedir en la calle realmente una limosna. Un día mas que cosas materiales y comida, un día quisiera darles amor, educación y alas para volar los sueños que sin duda todos tenemos.

Mi tristeza es profunda porque también hay quienes materialmente tienen todo, al menos para vivir no les falta, pero su alma esta vacía o a medias, y tampoco puedo hacer nada aunque quisiera.

En fin, la navidad es una fecha en la que hay perdonar, olvidar, compartir, dar, reflexionar.
La navidad es una fecha en que espiritualmente hay recogimiento, son los días en que se camina de la mano de lo divino, son los momentos en que hay que llenar nuestras vidas de FE, es el momento para renacer de nuevo, olvidar días grises y llenar de nuevos sueños el maletin que cargamos en el sendero la vida.

La navidad es el momento en que nos conectamos mas con lo espiritual, es el momento para dar gracias por todo lo que tenemos y por las personas que nos quieren y siguen a nuestro lado.

1 comentario:

Indio Jiñocuago dijo...

....

Bien, se me dio por comentar aquí porque se me hizo un nudo horroroso, a medida que iba leyendo tu disertación sobre el significado de la navidad, y me dije, claro, es porque eres madre, pero no, no es sólo por eso, es obvio que tienes una clase de corazón como el de aquel que nos trajo la palabra, o quizá un corazón que has cultivado a fuerza de querer y de amar. Esta claro que no soy más que un indio a secas, que entiende este reino que describes y comparto tu sentir íntimo ante tanto desbalance, tanta injusticia, tanto genocidio encubierto, tanta desordenada algarabía, tanta confusa celebración, tanta impotencia. Así me horrorizo ante esta realidad vergonzosa y así sigo por el mundo maloliente, pero al remontarme a la navidad y analizar tus emociones el nudo esta vez se agiganta y es literalmente insoportable la sensación de agobio y coraje o peor aun de muerte inminente. Te seguiré leyendo, me encantan estas iluminadas muestras de la grandeza de tu corazón. Muchos matarían por emocionar como tú lo haces, mi bella y muy cuataza amiga.

Un beso, del indio

Jiñocuago