UN ADIOS DEFINITIVO

Cuando la muerte nos sorprende en forma inesperada la lección más grande que nos queda es saber que la vida es muy fugaz, ahora estamos, mañana no sabemos, que tristeza tan grande despedir así a un ser querido así de esta manera, tan absurda, por un accidente. Preguntamos a lo divino, porque se va de nuestro lado una mujer buena, con muchos proyectos y metas que cumplir, con salud, con juventud, nos quedamos con interrogantes, porque? porque se fue? No creo mucho en el destino, pero a veces parece que todas nuestras vidas están trazadas, al menos para el camino que lleva al cielo, para cada quien existe una fecha, hoy le toco a tu mami Tamarita, hay que aceptar las cosas de la vida, no sé porque se fue, solo dios sabe, a los que nos quedamos acá lo único que nos queda es resignarnos, y seguir la vida.
Perder a un padre, a una madre, es cercenarnos en el alma misma, porque venimos de ellos y por ellos, caminamos juntos por el mismo camino hasta cierto tramo, de ahí en adelante cada quien escoge su camino pero con la mano y la bendición de nuestros padres, y siempre regresamos a ellos, dichosos aquellos que tienen a su padre y madre juntos porque pueden darles ahora mucho amor, ese amor que cuando ellos parten ya no se puede hacer nada más que arrepentirnos por no haber dado mas, pudiendo haber dado. Eso es lo que nos queda aprender a los que seguimos aquí. Que satisfactorio y regocijante un ultimo te quiero, un último beso antes del adiós final.
A mi querida tía, fuiste una mujer muy valiente, con mucha voluntad, de mucha entereza, de buen corazón, con avatares y tristezas estuviste ahí con problemas y recompensas en tu matrimonio que tiene mas de 30 años, nos enseñaste mucho acerca de la convivencia, un gran ejemplo de fidelidad y valentía, siempre seguirás en nuestros corazones, como otro ángel más, los buenos recuerdos de todo lo compartido, eso nos queda, tu semblanza siempre jovial y sincera, tu sonrisa amiga.
Bachita que descanses en paz, que estés junto a Dios en paz.

1 comentario:

Anónimo dijo...

me gusta como escribes..te puedo decir q me relaja leer..y me ases viajar...