En letargo


Estoy en una clase de letargo, espero que no se me haga permanente, debería estar en la desolación mas triste, en llanto profundo con moco y baba, !pero no! cargo con una alegría estúpida, y una tranquilidad cual persona de vida perfecta, cuándo me cargue de ironía? no lo sé, pero de eso esta fabricada mi coraza, ironía y risa, labios que ya no hablan mucho y ojos que analizan, energía que busca derramarse toda en la hora y media que me gasto en el gym, paciencia y amor exagerado ante los múltiples caprichos de mis gotas de agua. Dicen que tengo el corazón de piedra y que no siento, esto parece una mutación!!!......, he gastado infinitas horas en tratar de encontrar respuestas a esas aserveraciones.

Me pregunto cuando te escribo porque me respondes y porque no respondes, que poder tienes de dar y quitar, porque dices que no me puedes olvidar, porque lloraste al decir adiós, porque sufriste, porque??? que sientes ahora, que soy?, porque me recuerdas siempre?
Porque siento que siento lo que sientes???????
Juraría que también estas en una especie de letargo, que la vida para ti ni fu ni fa!
Porque pasó en esta vida si no es posible todavía. Porque???
Alguien que me explique por favor o como alguien dijo por ahí alguien que me haga “despertar”.

3 comentarios:

Alma Diáfana dijo...

Hola sabes yo me siento igual exactamente igual en un estado de letargo total, no sé si sea yo la persona indicada para despertarte no creo... pero solo te puedo decir que te entiendo perfectamente yo estoy pasando una situación similar y la verdad me identifiqué con tu estado actual, yo acabo de terminar o darle tregua aun no se! a una relación que se suponía era para siempre y no he llorado casi nada, y eso es raro en mi que lloro hasta con los comerciales publicitarios, todo el mundo se asombra, y sí me he preguntado por qué estoy así y hoy en tu blog hallé la respuesta es por mi estado de letargo.... chévere tu blog! suerte que Dios te bendiga y no dejes que la melancolía o las preguntas te invadan...

Con alas para volar dijo...

Alma Diafana: Gracias chiquita, sí eso hago, no dejo lugar para la melancolía, las preguntas esas si no se como sacarmelas.

lestat dijo...

Todo tiene su tiempo, su espacio y momento angular…

Hace unos días recibí una señal

En una noche cuarteada mire una lluvia de estrellas fugaces

Lo comente y algunos me decían: esto es… eso es…

Una noche soñé que alguien se encargaba de pesar mi corazón

Yo estuve en la balanza. Mi corazón no es duro pero no es de oro

Era albergue de cosas apenas sostenidas por mi fantasía

Un amor como colibrí para recorrer las rosas… era aire
Un dolor como vuelo para agitar el llanto
Un vació que llené de palabras y poemas

Los señores del Karma me encontraron desierto
Y fui perdonado y me partí de albores y sepultureros

Tu sabes amiga que en la usual distribución del alimento
existen los que gimen por el sabor del PAN pero el pan
no agradece a quien lo devora y le mata su tristeza.
los que tienen su llaga sin compasión que alivie
o que haga morir sin ninguna otra solución
los que dejan pedazos de nombre en su camino
cuyo adiós es harapo y llanto para olvido
los que llevan migratorios polvorientos ojos
azules esperanzas muertas /ilusiones desleídas
los que tienen de ausencias y músicas el alma
allí me colocaron. Abandonado a mi suerte
como aventura ya soñada, ya tijereteada

Pudiera yo pensaba- salirme en un silencio como de sueño y canto
Y retomar poesía y palabra para la purificación y el rapto del alma
para la cita con la iluminación
para la amistad
para la verdad
para que se me revelen las claves de mi sufrimiento
Para descubrir el código secreto de un nuevo chance

¿Habrá sabor más ángel y tacto sideral
hundimiento al misterio y natación del goce
como esa subitánea revelación del nombre de mi lucha
y el beso de su esencia
y el momento angular del espacio
y el peso específico que ocupa entre Palabra y nada?

Cada cosa se esfuerza por desdoblar su signo
como el que machuca ilusión que se esconde en incógnita
o como la luna que esconde su mitad oscura
y espera que confíe en su truncada voluntad
Ahora hay el vislumbro de un mundo feliz
que alumbra mi corazón sin su presencia

Tenía miedo pero el verso me anuncio el deleite
la expresión de una sed que me beberé desde el olvido
la ley de la palabra que en su piedra desciende.


Te saluda desde su castillo el conde

Lestat